Al recién egresado I

Cuando se es recién egresado de una universidad o cualquier otro tipo de formación, las expectativas aumentan considerablemente, es normal observar en nosotros ese ímpetu de positivismo; pero luego al bajar la marea nos encontramos con la pura realidad “La Calle”, en donde no aparecen los libros que te orientan o los profesores que te corrigen, en donde no te devuelven tus tareas para que arregles tal o cual cosa, son estas crueles realidades las que nos conducen a un estado anímico un tanto frustrante, o en el mejor de los casos al recibir nuestro pergamino nos detenemos en medio del tránsito empresarial y decimos; y ahora qué sigue? Pues el paso siguiente es una transformación personal, un cambio el cual muy pocos realizan, un incremento o mantenimiento de nuestros niveles de motivación.

 

Para colaborar con esta mutación listamos una serie de consejos obtenido de varios autores, la cual levaremos a todos uds. en varias publicaciones, veamos: Aplica tu profesión a tu persona y revisa tu nivel en la jerarquía laboral: Según Abraham Maslow (lo apodo “Masmelow”) debemos hacernos cargo de la elevación del nivel de actitud, superar la calidad de nuestros pensamientos para avanzar desde lo básico hacia lo superior. En otra palabras si te vez como un alto gerente, aún seas un asistente, secretaria o mensajero, así te observaran tus compañeros, si es lo contrario ellos también obtendrán esa misma percepción. Por lo tanto el primer paso debe ser vender una imagen triunfadora, gerencial, ya no somos aquel bachiller al cual guiaban de la mano.

 

Una vez que entiendas tu nivel y posición entonces prepárate para el ataque, Robert Greene, dice en su libro “Las 33 Estrategias de la Guerra”, citando a Job 7.1, “La vida del hombre es una Guerra” nada más cierto que esto, recuerda que desde el mismo momento de tu concepción eres un luchador y el hecho de que hallas nacido te convierte en triunfador; y al título que hoy ostentas en un “Titulo de luchador superior”.

 

Tu puesto no está creado? Crea la necesidad!; hay otra persona en el puesto que deseas? Pues que se prepare que vamos a disputar por el mismo basándonos en las competencias de cada cual, y en un combate profesional, limpio y que al final a ambos nos haga crecer.

 

Inspírate en personas modelo y proyecta esa imagen: conversar con personas que han obtenido un éxito en cualquier ambiente es parte vital de nuestro desarrollo personal como profesional, cómo lo hicieron?, como se mantienen?, a quienes admiran?, cuánto ganan?, su manera de ver la vida, entre otras cosas; esto nos inspira para ser exitosos, a la vez que nos crea estados de ánimo positivos, nos transmite optimismo y nos mueve hacia el triunfo.

 

Aterrizando esta primera parte: Analiza tu posición frente a tus compañeros (Se trata de una encuesta personal). Prepárate para la contienda (ordena tus ideas, capacítate, vístete, organízate), Busca modelos a imitar y proyecta una imagen de gerencia (firmeza, seguridad, autocontrol).

 

Nos vemos en la próxima!!!!

 

Al recién egresado II

En esta segunda entrega podremos apreciar cómo podremos obtener esa proyección necesaria para obtener un buen puesto en nuestra vida empresarial.  Al final vamos a conversar sobre la temporada más alta que puedas imaginar a nivel de demanda laboral y que todos desechan por ser festiva.   Una vez ya tienes la posición de tu persona a nivel de las demás a las cuales deseas igual o superar, adjunto esto a que acabas de ordenar tu vida (tus ingresos, gastos, proyecciones a corto mediano y largo plazo), además de esto te vistes como el gerente que llevas dentro, de acuerdo a esa persona que admiras (no importando su profesión) entonces estas list@ para dar los siguientes pasos,  salir al combate en “La Calle”, y para esto debes ubicar tu enemigo y elegir las mejores armas, entonces A) Busca a tu contendor, B) Redacta un buen curriculum u hoja de vida.


A)     Busca a tu contendor.

Partiendo del supuesto que no tenemos empleo o que deseamos cambiar el que disponemos, lo primero es lograr identificar hacia donde queremos ir.  Qué tipo de empresa deseas?, cuanto aspiras a ganar?, Quien o quienes te pueden conectar con el objetivo a lograr?

 

Todos deseamos pertenecer a grandes empresas, por la proyección publicitaria de estas y los comentarios de estabilidad laboral y económica, pero pasamos por alto que mientras más grande la empleomanía más difícil de negociar o promocionar nuestros servicios, menos necesidades empresariales, por lo que sus ofertas son menores aunque la proyección de ascenso puede ser buena. Entonces nuestra elección va a depender de lo que queramos como recién egresados, debemos de elegir entre:


1) Empresa grande - Sueldo bueno – oportunidades de ascensos – prácticas limitadas


2) Empresa pequeña - Sueldo promedio – poco ascenso – facilidades para practicar  

Estas las podrás ubicar a través de los periódicos (no los compres todos a la vez alternados por día, recuerda que un anuncio dura setenta y dos horas en cartelera); en las páginas web de empleos en el país existen más de veinte y remitiendo email a tus amigos que laboran en ellas o que tienen relación con quienes trabajan allí.

 

B) Redacta tu hoja de vida.

En las universidades se nos enseña de todo, pero no hemos visto una materia que trate de cómo venderte tú mismo; el currículum es como nuestra etiqueta; observe una botella de refresco, de cerveza, una valla de publicidad en la calle, lo que más no llama la atención es su ubicación, su colorido y por último su mensaje.   Así como estos factores influyen en nuestro gusto, ese mismo efecto realiza la hoja de vida, esta es la primera presentación de nuestros servicios, por lo que debemos de dedicarle tiempo.


Tomemos en cuenta la buena ortografía y redacción, letras sin artilugios, frase cortas (que digan mucho y se extiendan poco, esto es una idea por frase), trate de hacerlo en no más de dos páginas, adapta el curriculum a las necesidades que detectaste en el anuncio de la empresa (un puesto un curriculum, no envíes el mismo a todos los lugares o puestos)

 

Trabaja con siete renglones bien definidos a saber Datos personales, experiencia laboral, formación académica y extra curricular (solo los estudios afines al puesto solicitado), Idiomas (si manejas varios), habilidades y destrezas  (por ejemplo “manejo de informática”, “Operador de Radios”)  y otros datos de interés (como referencias laborales)


Acto seguido prepárate para tu campaña publicitaria, la cual debes iniciar desde ya, no estamos de acuerdo de la famosa afirmación “En navidad no se puede buscar empleo, porque las empresas están en fiesta”, ¡esto no es cierto!, las organizaciones privadas no se detienen, y se proyectan cada fin de año, por lo tanto es nuestra opinión que los meses de final de año son los más idóneos para lograr un nuevo empleo y este tiempo incluye el periodo festivo.


¡Seguiremos conversando en el próximo aporte!

 

Comentarios: 0 (Discusión cerrada)
    Todavía no hay comentarios.